Raíces curativas

Camera icon

Plantar árboles ayuda a las familias de Stockton a recuperarse de traumas

Plantar la vida donde se ha tomado la vida, ese es el mantra del programa conocido por su nombre en inglés, “Healing Roots”

El programa Healing Roots fue iniciado por la organización conocida por su nombre en inglés, “Fathers & Families of San Joaquin, una organización sin fines de lucro con sede en Stockton, California. El año pasado, Fathers & Families recibió una subvención de $50,000 del programa de silvicultura urbana y comunitaria de la agencia estatal que trata incendios conocida por su nombre en inglés, “Cal Fire”, que permitió a la organización comenzar a plantar árboles en un esfuerzo por reducir los gases de efecto invernadero que causan el cambio climático.

La subvención, financiada a través de las leyes de clima y energía limpia de California, le brinda a la organización la oportunidad de plantar más de 200 árboles en comunidades desfavorecidas, principalmente en South Stockton. Fathers & Families organiza diferentes eventos para realizar plantaciones en masa, la más reciente fue LOVE Stockton, donde se plantaron 16 árboles en la comunidad.

Pero Fathers & Families vio la subvención para plantar árboles como una oportunidad para hacer más que reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Stockton es una comunidad afectada por la violencia, y eso a menudo resulta en la pérdida de vidas.

“La idea detrás de Healing Roots es que estamos plantando la vida donde se ha tomado la vida”, dijo Andre Belion, administrador de casos y especialista en recursos para Fathers & Families. “El miembro de la familia puede cultivar este árbol al igual que la vida, en un momento dado, se estaba cultivando. Les da un sentido de pertenencia. Les da una sensación de curación, que es donde obtenemos las raíces curativas”.

Healing Roots se inició en enero del 2018 y la comunidad lo está utilizando como una forma de reanimarse tras la pérdida de vidas debido a incidentes traumáticos.

“No hay suficiente alivio y demasiada violencia”, dijo Belion. “Las familias vulnerables y las comunidades desfavorecidas realmente no reciben el proceso de curación a este tipo de nivel.

“Nuestra idea es unir eso con la esperanza de hacer que las personas se sientan cómodas con la situación que han atravesado. No hay mucha ayuda para las comunidades desfavorecidas y de bajos ingresos, y les ofrecemos eso, de forma gratuita, con Healing Roots”.

Mary August, una madre de cuatro hijos que perdió a uno de sus hijos debido a la violencia con armas de fuego, ha aprovechado el aspecto curativo que proporciona el programa.

El 6 de marzo del 2018, la vida de Raymon August se vio interrumpida ya que murió en un tiroteo a solo un par de manzanas de donde vivía.

Mary describió a su hijo de 41 años como un gran fanático de los deportes que tenía mucho amor por dar.

“Nunca fue una persona violenta”, dijo Mary. “Siempre me decía que orara. Él era el que no quería violencia. Me contó un incidente en el que uno de sus amigos estaba a punto de hacer algo, y le rogó que no lo hiciera. El fue un buen hombre. No debería haber ocurrido”.

Mary August, residente de Stockton, con una foto de su hijo Raymon, víctima de violencia con armas de fuego.

Mary escuchó sobre el programa Healing Roots a través de Fathers & Families, y en septiembre, ella y su familia plantaron su árbol para conmemorar a Raymon y su vida.

Las familias que participan en el programa seleccionan el árbol que desean plantar y el lugar donde lo quieren plantar, y la organización lleva a cabo una ceremonia para plantar el árbol. La organización escarba el hoyo, pero la familia coloca físicamente el árbol en el suelo, cubre sus raíces con tierra y lo riega.

Mary recordó lo hermosa que era la ceremonia y recordó cómo la hizo sentir.

“Me hizo sentir mucho mejor saber que a la gente le importa”, dijo Mary. “Me quitó mucha ira que estaba sintiendo. Me hizo sentir que no estamos solos en esto. Teníamos gente orando por nuestro bienestar, orando para que mejoremos. Para que nos curemos”.

La familia August es solo una de las muchas que se han beneficiado de plantar árboles con la ayuda de Healing Roots. Desde el inicio del programa en enero del 2018, Fathers & Families ha plantado cerca de 80 árboles.

Healing Roots no solo ayuda a curar a las familias. Al plantar árboles, también ayuda a sanar el planeta al reducir los gases de efecto invernadero, y en una ciudad como Stockton que es notoria por su aire poco saludable, es de gran importancia.

Al trabajar con los propietarios de Stockton para plantar árboles, Fathers & Families de San Joaquín ayuda a mejorar los vecindarios y limpiar el aire.

Belion dijo que Stockton tiene tres códigos postales en el la lista de las 10 ciudades más contaminadas del estado de California: 95202, 95203 y 95206.

“El impacto que estamos haciendo en el medio ambiente al plantar árboles es vital para nuestra supervivencia”, dijo Belion. “Treinta y dos por ciento de los jóvenes de 1 a 17 años de edad en el condado de San Joaquin han sido diagnosticados con asma, mientras que solo el 14.4 por ciento se diagnostica con asma en el estado. Duplicamos el promedio de todo el estado, por lo que no puedo enfatizar lo suficiente la importancia de plantar estos árboles.

“Limpian el aire, proveen comida, proveen sombra, proveen un sentido de curación”, continuó. “Hay 22 beneficios que brindan los árboles, y creo que lo principal que no se enfatiza lo suficiente es que los árboles reducen la violencia. Solo por estar en tu comunidad, solo por estar alrededor de un árbol, esa sensación holística reduce la violencia”.

[vc_row el_id=”CTA_container” el_class=”CTA_container” css=”.vc_custom_1486045714849{margin-right: 20px !important;margin-left: 0px !important;padding-right: 20px !important;padding-left: 10px !important;}”]

[/vc_row]

En una ciudad donde la comunidad está dividida en dos, el norte y el sur, esos datos no sorprenden a Belion. “No hay espacios verdes abiertos [en el lado sur]. No hay arboles. No hay agua limpia. Pero cuando vas hacia el norte, tienen todos los árboles. Tienen todos los parques y espacios verdes abiertos y no están siendo acosados ​​por la policía. Hay una sensación de seguridad en el norte”.

“Hay una cartelera que muestra las tasas de esperanza de vida para vivir en esos códigos postales”, continuó, hablando de los tres códigos postales de Stockton que figuran como los más contaminados de California. “Básicamente, su vida se acortará en 20 años porque proviene del código postal que han dejado para morir. Las calles son estériles.

Con esta información en mente, Fathers & Families está plantando árboles en esos tres códigos postales específicamente. Belion espera que al plantar árboles aquí, Stockton vea una disminución de la contaminación y la violencia en estas comunidades, a medida que continúen brindando una sensación de alivio a las familias que enfrentan la pérdida.

“Una vez que las familias ven el cuidado que conlleva la plantación del árbol, el cultivo del árbol, el riego del árbol y el mantenimiento del árbol, les da la sensación de que su ser querido todavía está con ellos”, dijo Belion.

Mary y su familia están de acuerdo.

“Te hace desear verlo crecer”, dijo Mary. “El nuestro es un árbol de limas y a Raymon le gustaba el Patrón. Mi hija dijo que podemos ir al árbol, comprar una lima, tomarnos un vaso de Patrón y beberlo con Ray”.

La familia de August sigue buscando respuestas sobre el asesinato de su amado Raymon, pero Mary aprecia todo lo que Fathers & Families ha hecho y está haciendo por ellos.

“La parte que me hace sentir mejor es el amor que veo venir de esta organización y del árbol”, dijo Mary. “Ojalá pueda seguir trabajando con Fathers & Families y hacer que otros se sientan como me siento ahora. Sin ellos, no sé lo que haría”.